Hechas para vestir pisos

 Es un accesorio que se adapta a todos los estilos. Y es que las alfombras sirven, además de unificar áreas, brindar calidez y mejorar acústica, para convertirse en un punto focal si se quiere. Con ellas, áreas como sala, ‘family’ y habitación -por mencionar algunas- lucen completas, vestidas.

 

Si bien el mercado nos ofrece hoy día variedad de opciones, como para enamorarnos de varias a la vez, es importante que antes de llevarte una de ellas a casa consideres -primero que todo- si la quieres para un área de mucho o poco tránsito.

 

(Alfombras Dekor Lux Rugs by Kamel)

 

Dependiendo de esto será el material y el color a escoger. Si se trata de un área como la sala, que regularmente tiene mucho uso, si tienes niños y/o mascotas, si eres alérgico, por ejemplo, la alfombra debe ser de pelo bien corto o mejor aún, de un material sintético -la mayoría de ellas pueden usarse tanto en interior como exterior- pues requieren poco mantenimiento. De hecho, se encuentran en tonos y patrones muy llamativos como para convertirse en el centro de atención. En esa misma categoría encontramos los llamados ‘tiles’ -normalmente miden 20” x 20”- que se prestan para crear diferentes configuraciones y que puede limpiarse con facilidad.

 

Mientras, si la alfombra se va a utilizar en un área que se quiere luzca más  elegante y es de poco tránsito, entonces puedes escoger entre lana, viscosa y diseños artesanales como los hechos a mano en India. 

 

(Alfombras Dekor Lux Rugs by Kamel)

 

Si hablamos de tonalidades, las alfombras con colores más brillantes -que pueden repetirse en cojines y accesorios- o con patrones lucen bien con piezas de mobiliario neutrales y en ambientes más casuales. Si el caso es que tenemos una pieza protagónica como un sofá o una cama de tonalidad intensa-oscura, o simplemente buscamos que la estancia luzca más elegante y luminosa, pues se recomienda que la alfombra sea neutral y clara. 

 

El tamaño adecuado es otro factor importante a considerar. Lo vemos mucho en espacios como la sala, cuando se compra una alfombra muy pequeña para la estancia y la misma cubre solamente el área de la mesa de centro o su borde queda varias pulgadas frente al sofá y butacas. Esto es un error y un riesgo, pues al caminar frente a estas piezas o levantarte puedes tropezarte. Lo correcto es que al menos las patas delanteras del sofá y butacas queden sobre la alfombra. De esta manera, la pieza cumple su función demarcando el área y de paso, está fija bajo los muebles. 

 

(Alfombras Viva Carpets) 

 

Please reload

Entradas destacadas

Apuesta por el papel decorativo

September 29, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes