top of page

¿Cómo lograr armonía entre estilos?

Por Eileen Rivera-Esquilīn

Es una pregunta que me han hecho en innumerables ocasiones y es muy válida, sobre todo cuando en casa -por ejemplo- una persona prefiere un estilo más moderno y su pareja es más clásica, ¿qué hacemos en ese caso?


A veces, esto ocurre cuando una de las dos partes tiene ya unas piezas de mobiliario que son buenas o tienen algún valor sentimental y por lo tanto, no quiere salir de ellas. Entonces, cuando se mudan se encuentran que no necesariamente comparten los mismos gustos. ¿Cómo lo trabajamos?


Y es que muchas veces pensamos que para lograr armonía en un espacio, o para que haya cierta coherencia, todas las piezas deben pertenecer a un mismo estilo. Nada más lejos de la realidad, sí podemos combinarlos exitosamente dentro de una misma estancia.



Por eso, esta vez quiero compartirte mis 4 recomendaciones para lograrlo:


1- Es quizás la guía por excelencia y se trata de utilizar el color como un elemento unificador. No importa de qué estilos estemos hablando, con una paleta de color definida, comenzamos a lograr esa armonía visual que estamos buscando.


Me refiero al color de las paredes, las cortinas o tratamientos de ventanas, así como en los tapizados y algunos accesorios. Esto te ayudará también a jugar con la proporción de los muebles, sobre todo, cuando hay mezcla de piezas muy grandes, con otras que son más pequeñas.


Por ejemplo, aquellas piezas de menor escala pueden verse más grandes si utilizas textiles de colores más intensos. Mientras que un mueble grande, se reduce visualmente si se usan textiles más claros.


En esa misma línea, la textura de algunos materiales -como pueden ser los mismos textiles o la madera- puede cambiar visualmente una pieza. Es decir que, si tiene mucha textura se puede ver más grande de lo que realmente es, frente a una pieza de poca textura.


(Fotos / Unsplash)


2- Juega con los textiles

Ya te los mencioné, pero puedes sacarle todavía más partido. Esa es nuestra mejor arma para lograr unificar las piezas dentro de un mismo espacio. Me refiero a la relación que se puede lograr entre colores, patrones y texturas, aunque sofá, butacas y ‘ottomans’ sean de diferentes estilos.


3- La importancia de las formas

Fíjate en las líneas que predominan en el diseño de esas piezas de mobiliario que estás combinando. Lo ideal es que la mantengan, sean rectas o curvas. Si son rectas, puedes agregar otras de estilo contemporáneo, pero que también la tengan, y si el caso es que tienes tanto rectas como curvas, entonces puedes utilizar accesorios o mesitas como piezas de transición para suavizar un poco esa diferencia que hay.


4- Relaciona las piezas

Si el área te lo permite, puedes aprovechar esas piezas clásicas que tienes, como un par de butacas, para crear con ellas una zona especial o separada, como una de lectura. Si no tienes mucho espacio y en donde mismo tienes el sofá contemporáneo, van las butacas, entonces considera las recomendaciones que te compartí antes para lograr armonía en esa área.


Lo importante es que estés claro en que no está mal mezclar estilos. Si se trata de piezas que están en buenas condiciones, puedes aprovecharlas para crear espacios diferentes.


¿Cuál estilo va contigo?

Te lo cuento en otro blog, aquí el enlace:


Busca mi 'podcast' Interiorismo 101, en Apple, Spotify y Google:


コメント


Entradas destacadas
¡Conéctate!
Podcast / Ebooks
Buscar por 'tags'
Síguenos
  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Pinterest
bottom of page