‘Makeover’ con color…


Es un cambio sencillo que puede transformar cualquier espacio. Un ‘makeover’ que podemos hacer en cualquier época del año. Eso sí, aunque se trata de un cambio económico y fácil de llevar a cabo, para muchos eso de escoger un nuevo color de pintura para las paredes es un dolor de cabeza.

Si no tienes idea por dónde empezar o no sabes cuál es la tonalidad idónea para lograr un cambio de ‘look’, te sugiero que mires a tu alrededor en busca alguna inspiración. Debes tener en cuenta la tonalidad del piso y del mobiliario existente si estos no se van a cambiar. Toma fotos de estos, o lleva muestras de la losa o textiles -si las tienes- al ‘showroom’ de pinturas para ir más a la segura sobre cuál o cuáles son los nuevos colores que favorecen el espacio. Si el caso es que estás haciendo una remodelación total, lleva entonces otras muestras como la del textil de las cortinas, muestra de alfombra, cojines, etc.

Ya en la tienda, escoge varias tonalidades y ve comparando al lado de las fotos o muestras. Si te quedas en los neutrales, prueba diferentes tonos de ‘beige’, gris o blanco. Igual si lo que buscas es alguna tonalidad más oscura o brillante para alguna pared de acento.

Esas muestras que te llaman la atención, llévalas a tu casa. Preséntalas frente a la pared, de día y de noche, para que compares cómo luce con luz natural y artificial. En la carta de color, tapa los colores vecinos al tono que presentes sobre la pared para que no los confundas. Recuerda de además de los cartoncitos disponibles, algunas marcas tienen potecitos de pintura para la venta por si quieres ir más a la segura de cómo lucen los tonos en casa.

Lo más importante a tener en cuenta es, que si el espacio es pequeño y/o tiene poca poca entrada de luz, te conviene utilizar un color claro, para que se vea más amplio y fresco. Si es una estancia grande y/o tiene buena entrada de luz, puedes ser más atrevido con una tonalidad más llamativa o dramática.

Cuando te hayas decidido por un color, compra de una vez todo lo que necesitas para el proyecto para asegurarte que tendrás consistencia en el tono. El cálculo básico es, un galón por cada 350 pies cuadrados.

Pero tan importante es el color como el acabado de la pintura que escojas. La mate no refleja luz y es buena para cubrir imperfecciones en la pared. Pero, por ser porosa, se ensucia más rápido. Mientras, la semi-mate o ‘eggshell’ es también un poco porosa pero con más lustre, así que es recomendada para paredes de mucho tráfico como pasillos, sala y comedor, pues limpia fácil. Le sigue la opción satinada, que tiene más lustre aún y es la que se recomienda para lugares como cocinas y baños. La semi-‘gloss’ también puede ser utilizada en cocinas y baños, porque limpia bien, pero tiene como desventaja que hace que las imperfecciones de la pared se vean más fácilmente.

Con estas recomendaciones, ya puedes comenzar tu pequeño proyecto de cambio de color en casa. ¿Listo?

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2015-2020 Mikosmos Interiors / Creado por www.marka2pr.com

 

787-408-5048 / email: mikosmosint@gmail.com