top of page

Eleva tu hogar a través de la iluminación

Por Eileen Rivera-Esquilín

La iluminación es uno de los elementos más importantes en el diseño de interiores, ya que puede cambiar por completo la atmósfera de una habitación. Desde la luz natural que entra por las ventanas hasta las diferentes opciones de iluminación artificial, cada una de ellas tiene su propósito y puede crear efectos únicos en tu hogar.


Aquí te comparto algunos consejos sobre cómo usar diferentes tipos de iluminación para crear ambientes acogedores en diferentes zonas.


Luz natural: Esta es esencial, porque permite que entre luz del día a través de las ventanas, creando un ambiente fresco y brillante. Aprovéchala al máximo manteniendo las ventanas limpias y sin obstáculos. Si deseas privacidad, puedes optar por cortinas que permitan controlar la cantidad de luz que entra en cada estancia.


Luz general: Es la principal en cada habitación. Puede ser una lámpara de techo, de plafón o una luminaria empotrada. La luz general proporciona una iluminación uniforme en toda la zona y es ideal para actividades cotidianas como leer, trabajar o hacer tareas domésticas. Para un efecto más cálido, puedes optar por lámparas con pantallas de tela que suavicen esa luz.


Luz puntual: Es la que se utiliza para iluminar áreas específicas en una habitación, como una obra de arte, una planta o un rincón especial. Puede ser una lámpara de mesa, de piso o una luminaria de pared. La luz puntual crea puntos de interés y destaca elementos especiales.


Luz ambiental: Esta es una iluminación suave y difusa que crea una atmósfera relajada y acogedora. Puede ser una lámpara de piso con pantalla de tela o una luminaria de mesa con luz indirecta. Es perfecta para la sala o la habitación.


(Fotos / Unsplash)


Luz de acento: Esta se utiliza para resaltar elementos arquitectónicos, detalles decorativos o áreas específicas de una estancia. Puede ser una luminaria empotrada en el suelo, de pared direccionable o de mesa con un foco ajustable. Este tipo de luz agrega drama y profundidad a una ambientación.


Luz decorativa: Esta es una forma creativa de iluminar tu hogar. Puede ser una lámpara de diseño, una guirnalda de luces o una lámpara colgante con un diseño especial. Esto es ideal para agregar estilo y personalidad a una habitación y crear un ambiente único.


Luz de trabajo: Sin duda, es importante en áreas donde se llevan a cabo actividades que requieren una buena iluminación, como la cocina, el estudio o el escritorio. Debe ser funcional y práctica, asegurándote de tener suficiente luz para realizar las tareas de manera cómoda y eficiente. Puedes optar por lámparas de escritorio con luz regulable, luminarias de techo con focos direccionales o lámparas de piso con brazo ajustable para adaptar la luz a tus necesidades.


Con esto te quiero decir que, la elección del tipo de lámpara o luminaria para cada tipo de iluminación es crucial para obtener el mejor efecto. Por ejemplo, para la luz general, puedes optar por lámparas de techo con pantallas opacas para difuminar la luz y evitar deslumbramientos. Para la luz puntual, las lámparas de mesa o de piso con focos direccionales son ideales para destacar elementos específicos. Para la ambiental, las luminarias con pantallas de tela o las lámparas de piso con luz indirecta crean una atmósfera relajada. Y para la luz de acento, las luminarias empotradas en el suelo o las de pared direccionables son perfectas para resaltar elementos arquitectónicos o decorativos.


Otro aspecto importante en la iluminación del hogar es la temperatura de color de la luz. La luz amarilla crea una sensación cálida y acogedora, ideal para áreas de descanso como el sala o el dormitorio. La luz blanca, en cambio, crea una sensación más fresca y luminosa, perfecta para áreas de trabajo como la cocina o el estudio. Puedes combinar diferentes temperaturas de color en diferentes áreas para crear ambientes variados y adaptar la iluminación de acuerdo a tus preferencias.


En cuanto a las tendencias en iluminación LED, como saben esta tecnología ha ganado popularidad en los últimos años debido a su eficiencia energética y larga vida útil, puedes encontrar una amplia variedad, desde lámparas de techo y de mesa hasta tiras de luces o luminarias empotradas en el suelo o en el techo. Además, las lámparas LED vienen en diferentes temperaturas de color, lo que te permite personalizar la iluminación de tu hogar según tus gustos.


Ahora te comparto algunas recomendaciones generales para la iluminación en diferentes áreas del hogar:


Recibidor: La iluminación en esta zona es importante para dar una primera impresión acogedora a quienes te visitan. Puedes optar por una combinación de luz general, puntual y de acento. Una lámpara de techo con luz general, una lámpara de mesa o de piso para luz puntual y una luminaria de pared o un foco direccionable para luz de acento en un elemento decorativo o un cuadro, por ejemplo.


Sala: Este es un espacio de descanso y reunión, por lo que la iluminación debe ser cálida y acogedora. Puedes utilizar una combinación de luz general, ambiental y decorativa. Una lámpara de techo con luz general, luminarias de piso o de mesa con pantallas de tela para luz ambiental y lámparas decorativas como guirnaldas de luces o lámparas colgantes para dar un toque de estilo y personalidad a la sala.



Pasillo: Esta es un área de tránsito y también requiere una buena iluminación. Puedes usar luminarias empotradas en el techo o en la pared para proporcionar luz general y evitar sombras. También puedes usar luminarias de piso o de pared para crear efectos de luz de acento en las paredes o en los elementos decorativos del pasillo.


Cocina: Este es un espacio súper funcional que requiere una iluminación práctica y eficiente. Puedes seleccionar una combinación de luz general, puntual y de trabajo. Lámparas de techo con focos direccionales para luz general, luminarias debajo de los gabinetes para luz puntual en las áreas de trabajo como el tope o la zona de cocción, y lámparas de techo o de pared con luz blanca para asegurar una buena visibilidad durante las tareas de cocina.


Dormitorio: Como este es un espacio de descanso y relajación, la iluminación debe ser suave y acogedora. Puedes usar una combinación de luz general, ambiental y de lectura. Una lámpara de techo con luz general, luminarias de mesa o de pared con luz suave y cálida para luz ambiental, y lámparas de lectura en la cabecera de la cama para proporcionar una luz focalizada durante la lectura antes de dormir.


Baño: Aquí se necesita una iluminación funcional y práctica para realizar tareas como maquillaje o afeitado. Puedes combinar luz general, puntual y de espejo. Una lámpara de techo con luz general, luminarias en los costados del espejo o en el techo sobre el espejo para luz puntual, y luminarias empotradas en el techo o en los costados del espejo con luz blanca para asegurar una buena visibilidad en el espejo.


En resumen, la iluminación es un elemento esencial en el interiorismo ya que afecta la atmósfera, la funcionalidad y la estética de cada espacio. Espero que con estas recomendaciones ahora sí puedas hacer una mejor elección de luminarias.


Si deseas ayuda adicional con algún espacio específico o con una remodelación, escríbeme y podemos coordinar una consultoría.


Busca mi podcast, Interiorismo 101, en Apple y Spotify:

Comentarios


Entradas destacadas
¡Conéctate!
Podcast / Ebooks
Buscar por 'tags'
Síguenos
  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Pinterest
bottom of page