18 ‘Tips’ para espacios confortables


Por Eileen Rivera-Esquilín


¡Qué muchos cambios hemos hecho en casa en el último año! O por lo menos, tenemos una larga lista de tareas por hacer. Seguro que hemos identificado un color de pintura por cambiar, unos equipos de baño o cocina que deben reemplazarse, una ampliación necesaria en las áreas comunes o en la terraza, unas mesitas o un pasillo que nunca ambientamos o una nueva distribución de mobiliario que nos facilite el compartir todos más tiempo en casa.


Para muchas de estas tareas, te compartí mis recomendaciones a través de los 30 episodios de la primera temporada del ‘podcast’ Interiorismo 101. Si se te escapó escuchar algún episodio (claro, que siguen ahí y puedes buscarlos en cualquier momento en Apple, Spotify y Google Podcast) aquí te resumo varios de ellos con mis 18 sugerencias para lograr ambientes más confortables.


1- No selecciones muebles grandes para espacios reducidos. Me refiero a sofás o butacas con brazos anchos o curvos, mesas o consolas de base robusta o muy trabajadas. Esto, visualmente hablando hace que el área se vea cargada, más pequeña de lo que es. Es mejor, utilizar piezas sencillas y de líneas rectas.


2- Es un error comprar una alfombra muy pequeña que solo cubra el área de la mesa de centro. La alfombra no debe acabar antes del sofá o las butacas, porque además de que se ve mal, es un peligro al momento de levantarte y caminar pues puedes tropezar y caerte. Lo correcto es que las patas delanteras del sofá y butacas estén sobre la alfombra, que la pisen.


3- No coloques cuadros o espejos muy altos. Si para ver una obra de arte o verte en el espejo tienes que mirar completamente hacia arriba, algo anda mal. El centro de ésta pieza debe estar a la altura del ojo, es decir 5’-4” / 5’-6” del piso que es la estatura promedio.


4- Recuerda no pasar por alto la iluminación de las áreas. No debes depender solo de las luminarias generales de techo. Crea diferentes atmósferas -para usos diversos- utilizando también luminarias de mesa y/o de piso. Por ejemplo, en la sala, te viene bien tener una lámpara de piso en una esquina para leer. En la cocina, muchas veces nos olvidamos del área de trabajo sobre el ‘counter’ y luego no tenemos suficiente iluminación. Eso lo podemos remediar con luz debajo el gabinete superior, para iluminar ese espacio de trabajo.


5- Es importante el tipo de mobiliario que utilices para el ‘home-office’. Necesitas una buena mesa o escritorio y una silla bien cómoda. Si eres de las que prefiere mantener ocultos los cables, hay mesas o escritorios que traen ya la apertura para pasar los mismos y así los ocultamos. De igual manera, puedes aprovechar el espacio libre debajo para algunas tablillas o gavetas movibles para guardar documentos o tablillas flotantes en la pared si prefieres tener las cosas más accesibles.


6- ¿Qué hacemos si la estancia es pequeña?

Utilizar acentos metálicos. Estas superficies reflectantes las encontramos en el mercado en mesitas, pequeños ‘stools’, lámparas o accesorios de pared. Ayudan a mover la luz y logran que las estancias se vean más grandes.


7- Al ambientar balcones pequeños, recuerda que por tratarse del área que está más cercana a lo que es el interior del apartamento, no debe estar ni muy cargado de piezas, ni debe tener muebles que no vayan a tono con lo que tienes en el interior. Una cosa debe ir de la mano de la otra.


8- Para ambientar mesitas auxiliares, piensa que debes cubrir tres zonas para que haya un balance. Debes tener -siempre y cuando el espacio lo permita- una pieza vertical, una horizontal y una escultural e intermedia que brinde textura, así trabajas diferentes alturas.


9- Si cambias comedor o lo reubicas, te recuerdo cuáles son esas medidas básicas de circulación que se deben seguir. Si estás considerando tener un bufé o consola detrás del comedor, debes dejar unos 3 pies libres desde el borde de la mesa hasta donde comienza el bufé. Si no vas a tener uno, de igual modo debe existir esa distancia entre la mesa y la pared, para que los comensales puedan entrar y salir sin problema.


10- Si vas a cambiar losa en el baño y quieres irte por los tonos grises, pero tu piso actual en el resto de la casa está dentro de los cremosos, o viceversa, mi recomendación es que esa nueva losa que selecciones tenga algún tipo de vetas o movimiento que te permita unir ambos colores, para que esa transición sea más sutil.


(Fotos Unsplash / Pixabay)


11- ¿Remodelando cocina?

Recomiendo tener más gavetas abajo en lugar de puertas, sobre todo si hay personas mayores en casa o con problemas de espalda para no tener que agacharse tanto. Tampoco utilizar puertas o gavetas con brillo o muy claras en la parte inferior de los gabinetes, sobre todo si hay niños o mascotas en casa, pues se ensucian más rápido.


12- También si remodelas la cocina, debes recordar dejar espacio libre sobre el tope para trabajar. Esto se logra mayormente cuando tenemos espacio para una isla, pero de igual manera hay que considerarlo en cocinas que son en U, en L o lineales.


13- Cuando queremos una estancia minimalista, evita el exceso de accesorios. Mientras menos piezas mejor. Recuerda que los espejos dan amplitud, así que esa sí es una pieza necesaria para lo que quieres lograr.


14- Al seleccionar un ‘wallpaper’, de acuerdo a donde quieras utilizarlo, pregunta si es resistente a la humedad y a manchas, si es lavable, resistente al sol (por si entra mucha luz natural en el espacio), la forma correcta de aplicarlo (si piensas hacerlo tú mismo) y su ancho, para que puedan calcular correctamente la cantidad que se necesita para la estancia.


15- ¿Cambiando lámparas? Toma en consideración el estilo decorativo que predomina. ¿Es clásico, moderno, ‘vintage’, ecléctico, minimalista? Piensa en los tonos de tu mobiliario, en el color de paredes y textiles. No compres una pieza sólo porque te pareció bonita, debe complementar el resto de los accesorios que tienes en casa.


16- Antes de seleccionar un toldo para el patio, es importante también escoger buenas telas para que bloqueen de manera efectiva los rayos del sol. Vienen de poliéster (que pueden ser más económicas, pero también las menos duraderas), las acrílicas (que filtran el 80% de los rayos del sol y son muy resistentes) y otras microperforadas (que pueden filtrar el 94% de los rayos ultravioleta y agregan más ventilación).


17- Si hablamos de cortinas o tratamientos de ventanas que aporten más elegancia a una sala, comedor o habitación, te recomiendo un sistema de ‘ripple fold’, con una tela ‘sheer’ para no bloquear completamente la entrada de luz natural. Aquí la tendencia es hacia los textiles en blanco, crema claro y gris bien claro.


18- Convierte la pintura en tu aliada. Debes hacer una buena selección para todo el interior y exterior de la casa. Si pintamos sin resanar antes, si no aplicamos un ‘primer’ o si no seleccionamos una terminación que luego nos permita limpiar con facilidad, entonces las paredes no van a estar “de foto”.


Espero que todas estas recomendaciones te ayuden en el proceso de tener más a gusto las diferentes áreas de la casa. Y para otros detalles, recuerda que puedes escuchar más sobre todos estos temas en el ‘podcast’, disponible en Apple, Spotify o Google.

De hecho, pendiente que la segunda temporada empieza pronto:

https://apple.co/2Rwq5Yz

https://spoti.fi/33tQv2Z

https://bit.ly/3mYW1U1


Entradas destacadas