Lleva el ‘mid-century’ a casa

Por Eileen Rivera-Esquilín


Son piezas de mobiliario que están tan presentes ahora como si de mediados del siglo XX se tratara. Clásicos atemporales que bien pueden combinarse con otros estilos porque sus líneas minimalistas no interfieren con nada.

De hecho, el estilo ‘mid-century modern’ se caracteriza por sus influencias orgánicas y formas simples, por su énfasis en la funcionalidad y su diseño pensado para todos. Muchas de estas piezas, creadas por maestros como Charles y Ray Eames, Eero Saarinen y Florence Knoll, se acompañaban en las décadas de 1950 y 1960 por colores brillantes o tierra.

Pero ello no quiere decir que debamos ambientar hoy día con esas paletas. Los tonos apagados, los clásicos neutrales y el rosa viejo lucen muy bien con este tipo de piezas.

Ahora bien, ¿qué tienen estas piezas que las convierten en básicos que perduran hoy día? Lo cierto es que cuando Eames, Saarinen y Knoll -solo por mencionar algunos- diseñaron las primeras utilizaban materiales naturales porque estaban pensadas para casas construidas en los ’30, donde predominaban los pisos de madera, las paredes de piedra y los jardines. Entonces, se hablaba mucho de arte, arquitectura y diseño, algo presente en sus obras.


(Fotos / Unsplash + West Elm)


Hablar de ‘mid century’ es hablar de un ‘lounge chair’ con su otomano, ese sin duda, es un clásico. Sí hay unas piezas esenciales para quienes quieren llevar un poco de este estilo a casa: sillas/butacas, mesas (con sus patas ligeramente inclinadas) y lámparas (en metal dorado, cobre o negro). Son básicos que atraen miradas y que van perfecto con otros estilos, como el nórdico, el minimalista y hasta el industrial, del que tiene influencia.

Encontrarás mobiliario en madera -o en chapilla (que puede ser también muy duradero)- con detalles (como patas o tiradores) en dorado o bronce, metal por excelencia en este estilo. La geometría es otro elemento que no puede faltar y lo vemos en detalles sobre la misma madera, en textiles y en ‘wallpapers’. En este último caso, trata de que el patrón no sea muy grande porque puedes sentirte agobiado o dosifica el mismo utilizándolo solo en una pared de acento y en un espacio que no sea reducido.

Detalles inspirados en la naturaleza también aportan a este estilo. Así que con esto en mente, ya sabes cómo seguir agregando acentos ‘mid-century modern’ en casa.


Entradas destacadas
¡Conéctate!
Podcast / Ebooks
Nuevo episodio  en_.png
arte%252520portadas_edited_edited_edited
EBOOKS

Una guía práctica para crear ambientes funcionales y bellos.

Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Pinterest